Seleccionar página

Dice el refrán que “no solo de pan vive el hombre” y un fotógrafo como yo, no solo vive de Bodas, Bautizos y Comuniones. No me refiero a la vida material y monetaria, si no a la intelectual, la inquietud por el entorno y por plasmar con la cámara objetos o gentes que por algún motivo que desconozco llaman a mi musa, casi siempre me pasa cuando estoy trabajando. En este caso, estaba realizando un reportaje de pre-boda en un paraje natural de la sierra de Marbella, concretamente El Juanar, en el término municipal del bonito pueblo de Ojén, cuando al doblar la esquina de una construcción antigua me encuentro con este monumento no tan natural, pero real. Ahí se encontraban, apiladas de cualquier manera más de un centenar de cajas, botellas y su correspondiente contenedor. No lo pude resistir. Expresé mi frase “¡Esta para mi!” y aquí está el resultado. De la captura hace hoy un par de semanas, pero igual que el buen vino, hay que dejar que las ideas reposen. Y es que es cierto que las prisas nunca fueron buenas para la mente.

Os presento la Vidrio Diversidad.

VIDRIO DIVERSIDAD